El Congreso de los Diputados ha apoyado por unanimidad una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil donde se defina a los animales como "seres vivos dotados de sensibilidad".

Además, el texto llama a prever las reformas legales necesarias para que los animales de compañía "no pueden ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial". La iniciativa votada ha sido, finalmente, un texto transaccional a una propuesta inicial presentada por Ciudadanos que busca "mejorar la vida y el trato de las mascotas" para que éstas dejen de ser tratadas como bienes muebles, un hecho que a juicio del portavoz de la formación naranja en esta materia, Guillermo Díaz, "es inadmisible".

El diputado ha señalado que esta reivindicación la sostienen millones de personas y ha recordado las más de 240.000 firmas recogidas por el Observatorio de Justicia y Defensa Animal, presentadas hace unas semanas en el Congreso.

Del mismo modo, Díaz ha reconocido que este es un primer paso de cara a otros debates que, a su juicio, también son necesarios para el futuro de los animales, como la creación de una ley marco que indique las bases sobre las que han de legislar los gobiernos autonómicos en materia de bienestar animal.

Precisamente, desde Unidos Podemos, la portavoz en esta materia, Sara Carreño, ha propuesto durante el debate que la proposición incluya el desarrollo de una ley de bienestar animal, algo que finalmente no ha ocurrido.

Precisamente, la complejidad que existe en materia de competencias es lo que ha llevado a la portavoz del PSOE, Dolores Galovart, ha criticar la propuesta de la formación morada. "Eso requiere otro debate porque implica problemas competenciales de calado y una reflexión más seria. Esto no es una carta a los reyes magos", ha declarado la diputada.

Finalmente, el portavoz del PP, Avelino de Barrionuevo, ha agradecido a Díaz por haber llevado esta propuesta a la Cámara Baja y han recordado que, para una gran parte de la sociedad, las mascotas son como un hijo más. "Y si a un hijo no lo embargan, por qué sí a una mascota", ha concluido.

Temas relacionados